Páginas vistas en total

sábado, 27 de septiembre de 2014

escritos estudiantes 2014

POR TU MIRADA.
por: Luisa Fernanda Giraldo Quintero 11ºC
Los días cambian, el pasado es historia pero mi presente es un secreto oculto que quiero desatar de mi, es como un asesino en serie con dos caras ocultas en su interior y para los demás.  Es promiscuo decir quien soy, un adulto de 30 años perdido en si mismo, ni si quisiera  quiero ser yo mismo ni las demás personas de mi alrededor, solo queda desaparecer como aquellos dientes de león que vuelan en primavera sin rumbo escogiendo un lugar donde ocultarse, como la lluvia de noviembre que llora desesperadamente por los recuerdos de aquel pasado triste y desolado de mi interior.
De pronto todo cambia!. Ves a ese ser, que con una mirada te cambia el mundo el cual veía sin sentido alguno,  que te mueve el corazón como si estuvieras bailando de la emoción, sin ser presidido por ti ni por nadie más; solo pronuncias unas palabras que te queman los labios de las estupideces que hablas, con miedo de ese sentimiento tan grande que solo paso a primera vista en mi interior; no se si la volveré a ver, solo sé que todo lo que me llamaba era ese color de amor que llenaba su rostro de dulzura.
Los días fueron pasando, yo con temor aun de no volverla a presenciar; pero de pronto fuera como si el destino quisiera que reflejáramos una historia sin contar en nuestras vidas. Ella es especial, ese ser innato que cambia solo con su mirada mi interior y con su dulce voz me estremecía, hablamos pero yo me sentía abominable, iba hacer lo posible por conquistar su amor y escapar con ella a donde fuese, sin sentir quien era yo en realidad. La secuestre en mi corazón, la lleve a donde el océano rosa el desierto, dejando mis huellas y la de ella allí donde todo vuelve a comenzar, nos escapábamos todos lo días dejando que nuestros cuerpos fluyeran  como las armas en guerra de desesperación por las batallas comenzadas, por el miedo a los pensamientos de las personas que nos poseían y nos amarraban, sentir que al abrazarnos era como dos olas inmensas que juntaban nuestros cuerpos convirtiéndolo en uno solo, en un solo corazón recobrando las heridas del pasado llenando solo de una luz que al mirarla nos encandilaba la vista y al besarnos no pronunciar mas palabras y dejar que nuestro labios hablaran por si solos, todo fue tan inesperado, tocar tu piel leyendo el libro prohibido de un comenzar, desaparecer por completo huir, esfumarse, gritar y escapar arrebatándome este corazón tan fatigado, una historia que iba a comenzar en un mundo donde todo ya estaba perdido.
Súbitamente todos los recuerdos del pasado regresaron me desespere no podía controlarme, empecé a golpear todo lo que se tropezaba a mi alrededor, ella solo quería calmarme pero la golpee, no fue mi intención, solo quería ayudarme, lo entendí pero se esfumo de mi vida sin pronunciar palabra alguna.
Pasaba el tiempo no podía olvidarla, fui en busca de ella de un amor afable que no podía perder que no podía poner en un rincón de mi corazón; la encontré nos miramos frente a frente como dos enamorados volviéndose a encontrar, solo con mis acciones le pedía que regresara, ella se negó, dio unos pasos prosiguió su rumbo, yo de la desesperación la cogí y le dije que ella solo era mía y de nadie mas, yo te entregue mi corazón y no dejare que nadie mas posea el tuyo.
Así yo cogiendo una navaja que poseía en mi bolsillo y sin pensarlo le doy puñales en su corazón matándola por completo y dejando mis manos llenas de sangre, de cicatrices que nunca borrare de mi mente. Era así como un amor posesivo.
Autora: Gisela Zuluaga Zuluaga. 11ºC


USTED…
Usted, es esa gota amarga que pasa por mis labios y lastima, es la delicia que amarra y la sensación que estremece.
Usted es atrevido al impregnarse en mi mente  con la brusquedad que lo hizo. Señor caballero permítame decirle que usted es el más deseado de los hombres… Pero tan presumido y a la vez sumiso.
Acá en este lugar yace aquel beso con amor, aquella caricia floreciendo de su dulce y enredadora pasión. Cúlpeme por amarlo con dicha intensidad pero me dejo llevar por su rostro al mirar. Somos ángeles  que al volar quebrantamos alas  y traspasamos nubes de hielo.
Usted es tan delincuente, tal vez.
Solo lo culpo por tener un aroma a peligro que mata y que excita solo al rozar el viento.
Usted…  usted es un demonio que posee  mi cuerpo, es esa droga que necesito, es ese trago amargo que debo tomar a diario.
Usted… usted es mi muerte, pero es esa vida que  necesito arriesgar para poder vivir.



¿QUIÉN SOY YO?
Por Mateo Ochoa Medina  11ºC
Es una de las preguntas que ha dejado paso a tantos problemas naturales desde el campo filosófico y científico. Para muchos es una pregunta sencilla como lo es su respuesta en sí, es como si fuera una poca reflexión de ella desde el entorno y desde su propia autonomía. Para los propios filósofos esto constituyó la realidad del ego y del verdadero conocimiento interior del hombre, esto fue una de las ideas e interpretaciones del hombre para profundizar todo, en vez de una simple parte de lo que compone esta. Para ellos, fue un cuestionamiento vivaz desde el tiempo remoto, ya que, no es una pregunta que se da desde el nombre o desde la simple apariencia marcada por el hombre desde su experimentación, va más allá de una simple pregunta con su respuesta en sí, marca todo lo que es un ser humano desde su racionalidad hasta su ignorancia. Los filósofos, constituyeron esta pregunta como todo el componente que origina el hombre desde su nacimiento y, que por ende, evoluciona no en su categoría sino en el hombre mismo, donde el hombre es el relativo y la pregunta sigue siendo igual y probablemente diferente respuesta desde su interpretación. Pero entonces, ¿Quién soy yo?, en verdad quien eres, o es que encuentras esta pregunta desde tu propio conocimiento verdadero? La ontología deja todo esto en un simple espacio para que el hombre por si solo comprenda quien es. Desde unas palabras muy sabias me sostengo para mi argumentación diaria, la cual, dice: “Hasta para mí mismo soy un misterio”, es una frase que nos hace interpretar que no importa tus años, nunca se hallará o se llegará a una respuesta tan certera o exacta. En la Biblia se hace énfasis en una de las respuestas que Dios dio a Moisés :” Yo soy el que soy”, esto es recordar que es una frase poco interpretativa y que lleva a una cierta manipulación del pensamiento con la razón, que es una de las partes que sostiene todo ser humano, hablar del soy como soy, es una definición muy filosófica que sostiene todo para nada, es decir, la frase desde su análisis renueva todo un ser que conlleva con todo lo que este compone desde su interior. Ahora tomemos este cuestionamiento desde la poca razón humana, muchos hablan que el soy se identifica por un nombre o por un simple observar del rostro de alguien, o el que soy está reservado en el corazón, pero nunca se la ha dado relevancia a una realidad que contrae sentimientos indefinibles y desconocidos, poco reconocibles por los demás y muy pocas veces por sí mismo. Suponiendo que el hombre no parte de lo esencial que contrae esta pregunta, ni le busca su origen reflexivo. No es más que una pregunta, pero entonces ¿Qué tipo de seres somos verdaderamente? Si somos seres racionales y que poseemos lógica ¿De dónde se sostienen nuestros argumentos para poner como base la realización completa y perfecta del hombre? (FILOSOFIA) Esto no es dejarlo por el aire, sino que mueve un todo para dejar de ser una nada. Comprender el cuestionamiento es comprender el mundo de dónde venimos y nos originamos, es comprender nuevos mundos, es saber relacionarnos en los entornos en los que nos desenvolvemos como ciudadanos y como personas.
De por sí, ¿QUIÉN SOY YO?, es una viva pregunta que al parecer carece de una respuesta definida, pero lo importante es que el día en que te conozca será unos nuevos sentidos los que darán la razón como fuente del conocimiento verdadero.

AMOR
Por Yeinny Rivera 11ºB

Amor es lo que siento por ti
Y cuando estas cerca de mi
Yo me siento morir
Porque solo tú,  me haces  feliz.

Amor es lo que yo siento
Cuando estas cerca de mi cuerpo
Y mi corazón empieza a palpitar
Y la alegría empieza a vibrar.

El amor que tú me das
Yo no lo puedo comparar
Porque con tu presencia
Mucha alegría me das.








PROFE
Por Yeinny Rivera 11ºB
Eres guía para la vida,
Que enseña a superar,
Los obstáculos que en la vida
Se nos han de presentar.

Das consejos poderosos
Que ayudan a reflexionar,
Sobre los malos comportamientos
Que queremos mejorar.

Tus consejos son muy buenos
Y te nacen del corazón,
Como son sigue adelante
Y compartas de corazón.




AUSENCIA Y MIL DELIRIOS.
Angie Lizeth Ramírez González.  11ºC

Tanto calla el vacío de mi alma
Que oigo tus susurros al amanecer,
Es tu voz, pero no estás…
No estás, y no vuelves;
Tu ausencia es mi perdición,
El recuerdo de tu aroma a canela me envuelve,
Desconecta mis neuronas,
Mis sentidos y
Mi pulso se paraliza.
Muero en ti,
En tu ser,
Eres mi cielo, mi infierno,
Mi inmortalidad,
Mi descontrol,
Mi tentación,
Mi silencio y mi sueño,
Eres el aire que me falta y me mata,
Mi libertad y mi condena;
Eres ese algo que no tengo
Y se resiste a dejarme morir en paz.
Eres un amor así,
De esos que atan,
Atan sin tener que existir.







VIVIR.
Camino sin caminar,
la luz se agota y mi vida
decide abandonar el trayecto
con el que un día empezamos con perseverancia.

Mis lujos no son más que un anillo de oro y escudo de plata
que los uso para defender e imponer
la libertad del hombre.

Vivo, y no me importa nada más,
por eso protege el presente
porque lo que hoy estaba encendido
mañana se agotara en la llanura del olvido.

Ríe, ora, llora, sufre
porque el reto empieza
desde tu debilidad
fortaleciéndote para el verdadero combate.

Duerme y sueña
y si quieres, quédate soñando,
no sea que te despiertes

y tu vida sea simplemente una ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario