Páginas vistas en total

domingo, 21 de septiembre de 2014

LOS SACRIFICIOS HUMANOS EN ELECTRA DE SÓFOCLES


Ohara Janet Correa            Correa                      Francened López Cardona

LOS SACRIFICIOS HUMANOS EN ELECTRA DE SOFOCLES

En  Electra se puede observar la importancia del  sacrificio humano como tributo a los dioses.
En la guerra de Troya era común sacrificar animales para conseguir favores de los dioses, pero también se puede observar en menor cantidad el sacrificio de humanos.
El ejército estaba en Aulide y no podía partir hacia Troya ya que los vientos se lo impedían, por lo tanto, Calcante interpretó las señales y concluyó que Artemis estaba enojada con Agamenón porque había cazado a una cierva y en el momento de hacerlo exclamó que ni la propia diosa lo hubiera podido hacer mejor. La diosa Artemisa estaba indignada por lo que se debía aplacar su ira y consideró que el castigo sería sacrificar a la hija más querida de Agamenón, Ifigenia. Se puede observar en este diálogo entre Electra y Clitemestra lo ocurrido. “…Sucedió que mi padre-como es público- cazando por el bosque de Diana, espantó con sus pies a un cervatillo sobre el cual hizo blanco no creyendo cometer impiedad; pero la diosa se vengó deteniendo a los argivos hasta que en pago de la cierva, el padre sacrificó a la virgen. Tal fue la causa del degüello, sin que hallaran otra solución…” (pág. 25)
José Rodolfo Cid Beziez y Liliana Torres Sanders, en su publicación en la  Revista del Instituto de Investigaciones Antropológicas (1995), señalan que el sacrificio forma parte de una acción simbólica que se cree capaz de afectar a un mundo sobrenatural. Un claro ejemplo en Electra se da cuando Agamenón sacrifica a su hija para que los vientos se aplaquen y así poder llegar a su destino. Cid Bezier señala que el sacrificio y la ofrenda puede ser un don, implicando una relación asimétrica del status; donde el ofrendante se encuentra en una posición inferior a quien recibe la ofrenda, que es un ser dotado de poderes sobrehumanos; aquí podemos observar que la diosa Artemisa era superior a Agamenón, por lo tanto, se le debía rendir tributo.
Cid Beziez y Torres Sanders también afirman que la relación imaginaria con el mundo sobrenatural, el de las divinidades a quienes se atribuía un poder de control sobre los aspectos visibles de la naturaleza, definía una función social dentro de la sociedad... El sacrificio se encuentra entre los principales mecanismos o acciones imaginarias implementadas con la intención de influir en las entidades sagradas que representaban a los factores naturales. La diversidad de las formas concretas de su realización: decapitación, desmembramiento, incineración, sacrificio infantil, extracción de corazón. Se practicaba siempre con un mismo procedimiento, la destrucción de una víctima, que se sitúa entre la acción sacrificial y su función social. Aunque nos encontramos ante una forma de control imaginario de la naturaleza, este aspecto religioso, dada su amplia aceptación social, no dejaba de traducirse en un control social, en la medida en que era un medio para influir y comunicarse con las divinidades
En Electra se puede observar como Agamenón tuvo que sacrificar a su amada hija Ifigenia para rendirle tributo a Artemisa y obtener así un beneficio de ella.



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

·         Cid Beziez, JR y Torres Sanders, L. (1995). El Sacrificio humano. La  Revista del Instituto de Investigaciones Antropológicas. Recuperado de http://www.journals.unam.mx/index.php/antropologia/article/view/341/600

·         Sófocles. Electra. Bogotá, Colombia. Ed. Skl

No hay comentarios:

Publicar un comentario