Páginas vistas en total

miércoles, 10 de julio de 2013

LECTURAS REFLEXIONES


Muchas de las lecturas de reflexión son de autores desconocidos.


 noviembre 5
TENEMOS TODO, TENEMOS NADA
Anónimo
Tenemos edificios mas altos, pero templos mas pequeños;
autopistas mas anchas, pero puntos de vista más estrechos;
gastamos mas dinero, y tenemos cada día menos;
compramos mas, y disfrutamos menos.
Tenemos casas más grandes, y familias más pequeñas;
cosas mas convenientes, pero menos tiempo;
más educación, y menos sentido;
más conocimiento, y menos juicio.
más expertos, y mas problemas;
más medicinas, y menos bienestar;
Tomamos mucho, fumamos mucho;
compramos sin medida, reímos muy poco.
manejamos muy rápido, nos enfurecemos demasiado pronto,
nos acostamos muy tarde, nos levantamos muy cansados,
casi no leemos, vemos demasiada TV.
y casi nunca rezamos
Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero
reducido nuestros valores,
hablamos demasiado, amamos muy poco y mentimos casi todo el tiempo,
hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a disfrutarla,
le hemos sumado años a la vida y no vida a los años.
Hemos ido y vuelto a la luna, pero no podemos cruzar la calle para
conocer un vecino
Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior
hacemos cosas mas grandes pero no mejores
hemos limpiado el aire pero no el alma,
hemos dividido el átomo, pero no a nuestros prejuicios,
escribimos mucho, pero aprendemos poco,
planeamos todo, pero no conseguimos casi nada,
tenemos ganancias mas altas, pero moral mas baja;
mas alimento y menos paz
tenemos mas cantidad y menos calidad
profundas ganancias y relaciones superficiales
mas el tiempo libre, y menos diversión.

Ahora tenemos ingresos conjuntos y más divorcios,
casas más bellas pero más hogares rotos
Esta es la época de viajes rápidos
pañales desechables, moralidad en decadencia,
pasiones de una noche,
cuerpos con sobrepeso,
pastillas que hacen todo, desde alegrarte, hasta calmarte y matarte.
Esta es la época donde tenemos todo en la exhibición y nada en el inventario

_________________________________________________________________________________
Octubre 28
 ASAMBLEA EN LA CARPINTERÍA
Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea.
Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias.

El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar.
¿La causa? Hacía demasiado ruido!
Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.

El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.

Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija.
Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo.

Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un fino mueble.

Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.
Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo:

- “Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades.
Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos”.

La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.

Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán.
Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa.
En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.
Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo. Pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.


T.G.W. Lab. Corp.


OCTUBRE 21


 LEYENDA JAPONESA
(Aportación de Lorena Armenta)
Hace mucho tiempo, una joven llamada Lili se casó y fue a vivir con su marido y su suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella. Sus personalidades eran muy diferentes y Lili fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lili y su suegra cada vez discutían y peleaban más.

De acuerdo con una antigua tradición japonesa, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Lili, no soportando más vivir con la suegra, decidió visitar a un amigo de su padre para que le ayudara a deshacerse de su suegra. Después de oírla, éste tomó un paquete de hierbas y le dijo:

 - "Estas hierbas lentamente irán envenenado a tu suegra, pero no deberás usarlas de una sola vez para liberarte de ella, porque ello causaría sospechas. Cada dos días, pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de ti, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas con ella, mejor ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones".

 Lili respondió:
 - "Sí, Sr. Huang, haré todo lo que usted me indique".
Lili quedó muy contenta, agradecida con el Sr. Huang y volvió muy apurada a su casa para comenzar el proyecto de asesinar a su suegra.

Pasaron las semanas y cada dos días, Lili servía una comida especialmente preparada para su suegra. Siempre recordaba lo que el Sr. Huang le había recomendado sobre evitar sospechas, y así controló su temperamento, obedecía a su suegra y la trataba como si fuese su propia madre.
Después de seis meses, la situación en la casa estaba completamente cambiada. Lili había controlado su temperamento y ya casi no aborrecía a su suegra. En estos meses, no había tenido una sola discusión con ella, y ésta ahora parecía mucho más amable y más fácil de lidiar. Las actitudes de la suegra también habían cambiado y ambas pasaron a tratarse como madre e hija.

Un día Lili fue nuevamente en procura del Sr. Huang, para pedirle ayuda y le dijo:
- "Querido Sr. Huang, por favor ayúdeme a evitar que el veneno mate a mi suegra. Ella se ha transformado en una mujer agradable y la amo como si fuese mi madre. No quiero que ella muera por causa del veneno que le di".

El Sr. Huang sonrió y le dijo:
- "Lili, no tienes por qué preocuparte. Tu suegra no ha cambiado, la que cambió fuiste tú. Las hierbas que te di, eran vitaminas para mejorar su salud. El veneno estaba en tu mente, en tu actitud, pero fue echado fuera y sustituido por el amor que pasaste a darle a ella".
Autor Desconocido

La clave de la auténtica felicidad consiste en que ames tanto a tus amigos y benefactores, como a los que te odian, te persiguen e incomodan.
¿Para qué atormentarte maldiciendo a los que te causan males y molestias? Mejor bendícelos de corazón, deséales el mayor cúmulo de bienes, manifiéstales amor, y reconóceles sus méritos.
Conviértete en el promotor número uno del perdón incondicional y de la sincera reconciliación. Tu paz y felicidad dependen de tu amor. El amor, cuando sale de tu corazón, es como un niño feliz que va en busca de sus compañeros de juego.
__________________________________________________________________________________________________


OCTUBRE 15
MEDIA COBIJA
(AUTOR: ANÓNIMO)
Don Roque era ya un anciano cuando murió su esposa, durante largos años había trabajado con ahínco para sacar adelante a su familia. Su mayor deseo era ver a su hijo convertido en un hombre de bien, respetado por los demás,
y  para lograrlo dedicó su vida y su escasa fortuna.

A los 70 años Don Roque se encontraba sin fuerzas, sin esperanzas, solo y lleno de recuerdos.

Esperaba que su hijo, un  brillante profesional, le ofreciera su apoyo y comprensión,  pero veía pasar los días sin que este apareciera y decidió por primera vez en su  vida pedir un favor a su hijo.
Don Roque tocó la puerta de la casa donde vivía su
hijo con su familia. Hola papá!  -Que milagro que vienes por aquí!
Ya sabes que no me gusta molestarte, pero me siento muy solo, además estoy  cansado y viejo.
Pues a nosotros, nos da mucho gusto que vengas a visitarnos, ya sabes que esta  es tu casa.

Gracias hijo, sabía que podía contar contigo, pero temía ser un estorbo.
Entonces, no te molestaría que me quedara a vivir con ustedes? -Me siento tan solo!.
Quedarte a vivir aquí?, si.....  Claro...... pero no se si estarías a gusto, tu  sabes, la casa es chica mi esposa es muy especial..... Y luego los niños....
Mira hijo, si te causo muchas molestias olvídalo, no te preocupes por mí,  alguien me tenderá la mano.

No padre no es eso, solo que.... no se me ocurre donde podrías dormir. No puedo sacar a nadie de su cuarto, mis hijos no me lo perdonarían.... o  solo que no te moleste dormir en el patio?
Dormir en el patio está bien.
El hijo de Don Roque llamó a su hijo Luis de 12 años. Dime papá.
Mira tu abuelo se quedara a vivir con nosotros. Tráele una cobija para que se  tape en la noche.
Si con gusto..... y donde va a dormir? En el patio, no quiere que nos incomodemos  por su culpa.

Luis subió por la cobija, tomó unas tijeras y la cortó en dos. En ese momento llegó  su padre.
Que haces Luis?  Por qué cortas la manta de tu abuelo?
Sabes papá, estaba pensando.....
Pensando en qué?
 En guardar la mitad de la cobija para cuando tú seas viejo y
vayas a vivir a mi casa....

(Un padre mantiene a diez hijos, pero diez hijos no mantienen a un padre)



_____________________________________________________________________________________
SEPTIEMBRE 30

LA HISTORIA DEL LÁPIZ 
El niño miraba a su abuela, que escribía una carta. En determinado momento, pregunto:
-¿Estás escribiendo una historia que nos sucedió a nosotros? ¿Y es, por casualidad, una historia sobre mí?
La abuela dejó de escribir, sonrió y comento al nieto:
-Estoy escribiendo sobre ti, es verdad. Ahora bien, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que fueras como él, cuando crezcas.
El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada especial.
-Pero, ¡si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida!
-Todo depende de cómo mires las cosas. Hay cinco cualidades en el que, si consigues conservarlas, te harán siempre una persona en paz con El Mundo.
Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar nunca que existe una mano que guía tus pasos. A esa mano la llamamos Dios y éste debe conducirte siempre en la dirección de su voluntad.
Segunda cualidad: De vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas. Con eso el lápiz sufre un poco, pero al final está más afilado. Por tanto, has de saber soportar algunos dolores, porque te harán ser una persona mejor.
Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar los errores. Debes entender que corregir una cosa que hemos hecho no es necesariamente algo malo, si no algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.
Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, si no el grafito que lleva dentro. Por tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro de ti.
Por último, la quinta cualidad del lápiz: Siempre deja una marca. Del mismo modo, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejara huellas y procura ser consciente de todas tus acciones.
Autor: Paulo Coelho


SEPTIEMBRE 23 
PARA LOS PAPAS BUENA ONDA 
Y PARA LOS QUE NO LO SON TAMBIÉN 


(Autor desconocido) 
Responsabilidad. Honor, vergüenza, respeto, principios elementales.

Bueno, pero... ¿Qué nos pasa? Qué es lo que nos hace suponer, que alguien más tiene la responsabilidad de cuidar de nuestros hijos, si nosotros, que se supone que somos los que más los amamos, no queremos tomar esa responsabilidad?
Es ridículo ver esas mesas redondas, en las cuales funcionarios públicos, dueños de bares y discotecas, miembros de comités ciudadanos y medios de comunicación se culpan unos a otros por algo que no es más que falta de responsabilidad de nosotros los padres.
Que si en los bares le venden alcohol a menores; que si los agentes de tránsito reciben sobornos, 
que si no cierran estos lugares a la hora señalada 
que los jóvenes salen de estos lugares "totalmente borrachos"

 ¿Pero en dónde están los padres de éste menor que tomó más de la cuenta? 
¿Quién lo recibe en su casa a esas horas y en ese estado? 
¿Quién le dio el dinero para entrar en el bar, para el alcohol y para el soborno? 
¿Dónde están los padres que le dieron el carro a un menor que no es capaz de hacerse responsable y maneja aunque esté tomado?

¡Por favor! En qué piensan los padres de esos jóvenes que salen de su casa a las 11 de la noche, habiendo empezado a tomar desde la tarde, durante un partido de fútbol?
Por qué queremos pasarles la responsabilidad de decidir en manos de quién ponen su vida si todavía no son capaces de decidir de que color pintarse el pelo, hoy con rayitos, mañana mejor negro. 
Por qué les damos permiso a nuestras hijas de irse a dormir después de la disco a casa de una amiga y les cargamos la responsabilidad de llevarlas a los novios de 19 ó 20 años, quién sabe a qué hora y no sabemos ni cómo, pues puede ser que tome de más ¿Porqué queremos creer que son maduros y responsables si nosotros mismos no lo estamos siendo? Nos volvemos ciegos a los peligros por comodidad, nos hacemos los "buenos amigos", "es que yo sí le tengo confianza a mi hija".

Lo que tenemos es miedo y flojera, no queremos actuar como padres.
Nuestros hijos no necesitan que seamos sus amigos... Ellos ya tienen un montón de amigos, de su edad. 
Nuestros hijos necesitan padres valientes y responsables, que fundamenten principios básicos, que pongan reglas y luego estén ahí para ver que se cumplan. 
¿Cómo va a depender la seguridad de mi hijo del barman de un antro??  O del agente de tránsito, o si dueño de la disco no cumple la ley y cierra a las 6:00 a.m. en lugar de a las 3:00 a.m.? 
Yo creo que sí debería de haber un horario, "pero el que los padres pongan en su casa" independientemente de la hora que cierren los antros.

¿De qué tenemos miedo, papás? 
¿Por qué no podemos poner reglas? 
¿Por qué no podemos exigir que se cumplan? 
¿Porque abandonamos a nuestros hijos en busca de nuestras propias comodidades? 
  Si los jóvenes no necesitaran guía, si no necesitaran límites, ni autoridad a quién respetar... 
 no existiríamos los padres.

Nunca, nadie podrá hacer que nuestros hijos regresen a casa a tiempo y a salvo, si nosotros no podemos hacerlo. 
No existe ley, ni horario, ni funcionario capaz de hacer por nuestros hijos, lo que nosotros no queremos hacer.




SEPTIEMBRE 16
EL ÚLTIMO DÍA DE TU VIDA

 Si alguien te dijera, que te prepares porque hoy va a ser el ultimo día de tu vida, ¿Qué harías?, ¿lo creerías?, ¿Te burlarías?, ¿Te asustarías?, ¿Te alegrarías?, ¿Qué harías?
Muy probablemente lo primero que pensarías sería en tu familia, en tus hijos, en tu hogar, en tu madre, en tus amigos,  En tu barrio, en tu trabajo, en tu estudio…
O tal vez pienses en lo que pudo ser, pero por alguna excusa o explicación no lo fue, no sucedió.

Recordarías cada rostro que por tu camino pasó, amigos de ratos, amantes de momentos, novios del pasado, familiares que ya no están  y esos que siempre han estado allí, en cada día de tu vida, en cada año que ha pasado.

Esos amigos de época o temporada, amigos de vacaciones,  de estudios,  del barrio, los que siempre te escriben un mensaje, te envían un correo, o te saludan por el facebook; recordarías el vecino, a la comadre, al loco, al niño, al pobre, al rico. Todos esos rostros, presentes en tan solo un instante terrestre de tu pensamiento.

Te culparías de las malas acciones que cometiste, de tu comportamiento inútil e imperfecto, del daño que en algún momento hiciste a tu prójimo, las mentiras grandes y chiquitas, (mentiras al fin y al cabo),te darías cuenta que no era necesario y no valía la pena caer en vanas tentaciones. Sin embargo, agradecerías por las lecciones aprendidas a raíz de estas experiencias negativas, o te seguirías dando golpes de pecho, victimizando tus acciones, culpándote por el pasado, pasándola mal en el último día.

Te arrepentirías de lo que no hiciste y tuviste la oportunidad de hacer, del beso que no proporcionaste, del abrazo que no diste, de las palabras bonitas que nunca dijiste, de la sonrisa que no regalaste, del amor que  no brindaste, la ofrenda que nunca obsequiaste, de la ayuda que nunca serviste, suponiendo que “el otro” sabe que lo amas, sin habérselo dicho constantemente, sin haberlo demostrado con tus más graciosos gestos y tus más tiernas palabras, suponiendo que “Dios lo ayuda”, sin haber puesto un granito de tu energía para que esto fuera posible.

Te preguntarías ¿Qué sentido tiene todo en la vida?, ¿dónde queda el tiempo y el esfuerzo que dediqué para llegar a la cima?, ¿para qué sigo en este camino, si ya no tengo salida?, ¿para qué seguir con esto y aquello si mi tiempo, mi turno y mi momento han llegado a su fin?

Te darías cuenta de los momentos que perdiste de disfrutar verdaderamente, porque estabas muy ocupado en lograr el título universitario, en ascender en un puesto de trabajo, en ganar la medalla, en tener el hogar perfecto etc.  Dejando pasar la lluvia, dejando de disfrutar del amanecer y el ocaso, dejando de ver las estrellas, de jugar con tus hijos,  de disfrutar del amor libre y espontáneo, de cultivar una verdadera amistad, de ser humilde, sincero, respetuoso y responsable, creyendo aún en la absurda teoría del “más Fuerte”,  dejando de ver pasar las imágenes que en las nubes se forman, como cuando éramos niños porque eso ya no es importante, y recordarías los mejores momentos de tu infancia y de tu juventud, aquellos instante donde el tiempo parecía eterno y simplemente disfrutabas de cada momento sin pensar en preocupaciones, en cuentas por pagar, el en trabajo, en la enfermedad, en el qué dirán, simplemente porque esas situaciones no existían.
Pensarías en lo absurdo que resulta todo en un momento de estos, tomarías conciencia de las mentiras y verías las verdades que han intentado esconder, pero que siempre han estado allí, en tu ser interno. Buscarías a Dios y le pedirías que te acompañara a donde quieras que vayas después de este día. Pensarías en el amor, respirarías profundo y disfrutarías de cada segundo antes del gran momento…

Quizás, si alguien te dijera que este será el último día de tu vida, solo reirás y dirás que está loco, que deje de estar fumando eso o que no vea tantas películas de ciencia-ficción, seguirás tu camino, sin querer pensar ni un segundo en tu futuro, en tu destino, seguirás dormido, sin imaginar siquiera lo que te espera al doblar en esa esquina...
“EL MUNDO ESTÁ CAMBIANDO, EL TIEMPO ESTÁ CAMBIANDO, LA VIDA ES DINÁMICA Y TODO VIVE EN TI, DE TI DEPENDE…)


Mercy Díaz
Tucupido, Estado Guárico, Venezuela. 


______________________________________________________________________________

EL CORCHO

Hace años, un inspector visitó una escuela primaria.
En su recorrido observó algo que le llamó la atención: una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían un gran desorden; el cuadro era caótico.
Decidió presentarse:
“Permiso, soy el inspector de turno… ¿Algún problema?”
“Estoy abrumada señor, no se qué hacer con estos chicos… No tengo láminas, el ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles…”
El inspector que era un “Docente de Alma”, vio un corcho en el desordenado escritorio, lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:
¿Qué es esto? ” Un corcho señor “…gritaron los alumnos sorprendidos.
“Bien, ¿De dónde sale el corcho?”.
“De la botella señor. Lo coloca una máquina…”, “del alcornoque… de un árbol”… “de la madera…”, respondían animosos los niños.
“¿Y qué se puede hacer con madera?”, continuaba entusiasta el docente.
“Sillas…”, “una mesa…”, “un barco! “. Bien, tenemos un barco.
¿Quién lo dibuja? ¿Quién hace un mapa en el pizarrón y coloca el puerto más cercano para nuestro barquito?
Escriban a qué provincia argentina pertenece.
¿Y cuál es el otro puerto más cercano?
¿A qué país corresponde? ¿Qué poeta conocen que allí nació? ¿Qué produce esta región? ¿Alguien recuerda una canción de este lugar? Y comenzó una tarea de geografía, de historia, de música, economía, literatura, religión, etc.
La maestra quedó impresionada. Al terminar la clase le dijo conmovida:
“Señor nunca olvidaré lo que me enseño hoy. Muchas Gracias.”
Pasó el tiempo. El inspector volvió a la escuela y buscó a la maestra.
Estaba acurrucada atrás de su escritorio, los alumnos otra vez en total desorden…

“Señorita… ¿Qué pasó? ¿No se acuerda de mí? Sí señor ¡Cómo olvidarme! Qué suerte que regresó. No encuentro el corcho. ¿Dónde lo dejó?”



_________________________________________________________________________________________


Septiembre 2
 Lectura de reflexión

No tengas miedo a cambiar tu vida

NO TE PREOCUPES POR LA GENTE DE TU PASADO... 
HAY UNA RAZÓN POR LA QUE NO ESTÁN EN TU FUTURO 

Hay un punto en tu vida, en el que te das cuenta: quién importa, quién nunca importó, quién no importa más, y quién siempre importará...
De modo que no te preocupes por la gente de tu pasado, hay una razón por la que no estarán en tu futuro... Al final entenderás  que solo cuentas con tu familia

1. Dale a la gente más de lo que esperan recibir y hazlo con alegría.
2.. Cásate con un hombre/mujer con quien te guste platicar. Conforme envejeces tu sentido por conversar se enriquecerá como cualquier otro.
3. No creas todo lo que oyes, no te gastes todo lo que tienes y no duermas todo lo que quieres.
4  Cuando digas 'Te amo', dilo con un profundo sentimiento.
5 Cuando digas 'Lo siento' mira a la persona a los ojos.
6   comprometete  por lo menos seis meses antes de casarte.
7  Cree en el amor a primera vista.
8. Nunca te rías de los sueños de los demás. Las personas que no tienen sueños, no tienen mucho.
9 Ama profunda y apasionadamente. Puedes salir herido, pero es la única manera de vivir la vida plenamente.
10 En desacuerdos, pelea justamente. No digas nombres.
11. No juzgues a la gente por sus familiares.
12 Habla con calma y piensa rápido.
13. Cuando alguien te hace una pregunta que tu no deseas contestar, sonríe y pregúntale 'Porque quiere saber eso?'.
14. Recuerda que un gran amor y grandes retos siempre envuelven un gran riesgo.
15 Di 'Salud' cuando oigas a alguien estornudar.
16. Cuando pierdas, no pierdas la lección.
17. Recuerda las tres Rs: Respeto por ti mismo; Respeto por los demás y Responsabilidad por todos tus actos.
18 No permitas que una pequeña disputa lastime una gran amistad.
19 Cuando te des cuenta que has cometido un error, toma inmediatamente acciones para corregirlo.
20 Sonríe cuando tomes el teléfono para contestar una llamada, la persona que llama lo podrá sentir en tu voz.
21. Pasa algún tiempo solo.
Tomado de: http://www.reflexiones-jarecus.com/




_____________________________________________________________________________________________


AGOSTO 26
EL HADA Y LA SOMBRA

Hace mucho, mucho tiempo, antes de que los hombres y sus ciudades llenaran la tierra, antes incluso de que muchas cosas tuvieran un nombre, existía un lugar misterioso custodiado por el hada del lago. Justa y generosa, todos sus vasallos siempre estaban dispuestos a servirle. Y cuando unos malvados seres amenazaron el lago y sus bosques, muchos se unieron al hada cuando les pidió que la acompañaran en un peligroso viaje a través de ríos, pantanos y desiertos en busca de la Piedra de Cristal, la única salvación posible para todos.
El hada advirtió de los peligros y dificultades, de lo difícil que sería aguantar todo el viaje, pero ninguno se asustó. Todos prometieron acompañarla hasta donde hiciera falta, y aquel mismo día, el hada y sus 50 más leales vasallos comenzaron el viaje. El camino fue aún más terrible y duro que lo había anunciado el hada. Se enfrentaron a bestias terribles, caminaron día y noche y vagaron perdidos por el desierto sufriendo el hambre y la sed. Ante tantas adversidades muchos se desanimaron y terminaron por abandonar el viaje a medio camino, hasta que sólo quedó uno, llamado Sombra. No era el más valiente, ni el mejor luchador, ni siquiera el más listo o divertido, pero continuó junto al hada hasta el final. Cuando ésta le preguntaba que por qué no abandonaba como los demás, Sombra respondía siempre lo mismo "Os dije que os acompañaría a pesar de las dificultades, y éso es lo que hago. No voy a dar media vuelta sólo porque haya sido verdad que iba a ser duro".
Gracias a su leal Sombra pudo el hada por fin encontrar la Piedra de Cristal, pero el monstruoso Guardián de la piedra no estaba dispuesto a entregársela. Entonces Sombra, en un último gesto de lealtad, se ofreció a cambio de la piedra quedándose al servicio del Guardián por el resto de sus días...
La poderosa magia de la Piedra de Cristal permitió al hada regresar al lago y expulsar a los seres malvados, pero cada noche lloraba la ausencia de su fiel Sombra, pues de aquel firme y generoso compromiso surgió un amor más fuerte que ningún otro. Y en su recuerdo, queriendo mostrar a todos el valor de la lealtad y el compromiso, regaló a cada ser de la tierra su propia sombra durante el día; pero al llegar la noche, todas las sombras acuden el lago, donde consuelan y acompañan a su triste hada.


Autor.. 
________________________________________________________________________________

                                                                                AGOSTO 5
BAMBÚ JAPONÉS
Autor desconocido

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha requiere de buena semilla, buen abono y riego constante. También es obvio que quien cultiva la tierra no se impacienta frente a la semilla sembrada, halándola con el riesgo de echarla a perder, gritándole con todas sus fuerzas: ¡Crece, por favor!
Hay algo muy curioso que sucede con el bambú japonés y que lo transforma en no apto para impacientes: siembras la semilla, la abonas, y te ocupas de regarla constantemente.
Durante los primeros meses no sucede nada apreciable. En realidad,

no pasa nada con la semilla durante los primeros siete años, a tal punto que, un cultivador inexperto estaría convencido de haber comprado semillas infértiles.

Sin embargo, durante el séptimo año, en un período de sólo seis semanas la planta de bambú crece ¡mas de 30 metros! ¿Tardó sólo seis semanas crecer? No, la verdad es que se tomó siete años y seis semanas en desarrollarse.

Durante los primeros siete años de aparente inactividad, este bambú estaba generando un complejo sistema de raíces que le permitirían sostener el crecimiento, que iba a tener después de siete años. Sin embargo, en la vida cotidiana, muchas veces queremos encontrar soluciones rápidas y triunfos apresurados, sin entender que el éxito es simplemente resultado del crecimiento interno y que éste requiere tiempo. De igual manera, es necesario entender que en muchas ocasiones estaremos frente a situaciones en las que creemos que nada está sucediendo. Y esto puede ser extremadamente frustrante.
En esos momentos (que todos tenemos), recordar el ciclo de maduración del bambú japonés y aceptar que "en tanto no bajemos los brazos" ni abandonemos por no "ver" el resultado que esperamos, sí está sucediendo algo, dentro nuestro…
Estamos creciendo, madurando.
Quienes no se dan por vencidos, van gradual e imperceptiblemente

creando los hábitos y el temple que les permitirá sostener el éxito

cuando éste al fin se materialice.

Si no consigues lo que anhelas, no desesperes...

quizá sólo estés echando raíces...






JU                                                                          JULIO 8
Posiblemente me mirarás con extrañeza al entregarte esta hoja de papel, y al instante no le darás  mayor importancia porque se hace tarde y en televisión están dando tu programa favorito. Dejarás la hoja sobre tu mesa en el cuarto y allí se quedará hasta que recuerdes que algo te di, que era un pedazo de papel y que seguramente tendrá algunas palabras, te dirás: esas cosas de mi mamá y justo allí lo revisarás para encontrarte con que yo te estoy relatando todo cuanto hiciste antes de llegar a esta línea.
Ojalá yo pudiera sentarme contigo y hablar de estas cosas, pero nunca hay tiempo para ello. Así que la única forma es que te escriba, te diga eso que necesito que sepas pero hablándote con amor, porque no hay intención en mí de regaños ni mucho menos. ¿Sabes algo? Te extraño. Sí, te extraño porque hoy en día ya las cosas no son como antes. El tiempo nos cambia, el entorno nos cambia y para mí eso mismo ha pasado contigo: has cambiado.
Ya no eres el muchacho de hace seis, ocho o diez años atrás y he intentado comprenderlo, entender que es tu forma de ser ahora y esperar que eso sea lo mejor para ti. Te parecerá raro que te diga que te extraño porque siempre nos vemos, pero hijo mío, estar es mucho más que pedir lavar o planchar una camisa, o buscarme cuando te duele la cabeza o el estómago para que yo te diga lo que debes tomar.
Tampoco se trata de un reproche lo que acabo de decir, lo digo con cariño y me encanta ayudarte cuando me necesitas, yo te amo con todo mi ser porque eres mi hijo, pero a veces siento que se te olvida que soy tu madre y que también necesito de tu compañía, de tu comprensión, de tu apoyo para estar bien.
Me costó comprender que un día dejé de ser prioridad en tu vida, que te molestaba que te llamara cuando se hacía tarde porque tú estabas con tus amigos y llegarías a casa cuando quisieras, y no cuando yo te lo pidiera, me costó entender que ahora las palabras de tu novia tienen más peso que las mías, no me cabía en la cabeza que ahora llamar a la novia era indispensable pero llamar a tu madre era opcional, y que ahora te hacía más daño una discusión con tu novia pero en nada te afectaba el no hablar conmigo.
Fue muy duro para mí verte cambiar de actitud, darme cuenta que quedar bien con los demás era más importante que quedar bien con tu familia, porque sabías que sin importar nada siempre contarías con nuestro apoyo.
Hubiera deseado que las cosas no cambiaran, sufrí mucho al ver que sí pasó pero al fin he soltado mi sufrimiento, he soltado las cadenas que me ataban a esperar un comportamiento más acorde a lo que yo esperaba de ti.
Hijo mío, el mayor milagro de la vida es el Amor y el Amor es un Manantial que nunca se seca, por ello no se necesita quitar para dar porque cuanto más amor se da, más Amor se tendrá para compartir. Mi pensamiento es que no necesitas cambiar de prioridad a las personas, no se trata de que si tienes novia la amaras más que a tu madre o porque ames a tu madre no amarás tanto a tu novia. Tu corazón es suficientemente grande para amar a ambas en equilibrio.
Tus amigos son importantes, pero también tu familia lo es. Si puedes hacer tantos sacrificios por tus amigos, también puedes apoyar a tu familia como tu familia lo ha hecho contigo, incluso más que los amigos que tanto defiendes. Me siento muy contenta de que ames y te amen, que ayudes a otras personas, me encanta ver todo eso que has conseguido y estoy muy orgullosa de ti. Yo te adoro.
Ojalá no hayas olvidado lo mucho que yo te amo, y si en algún momento lo hiciste pues ahora mismo te lo recuerdo.
Tu felicidad siempre será la mía. Cuando me necesites ya sabes dónde encontrarme, aquí estaré esperando y siempre disponible.

Yo soñaba contigo,
con tu cumpleaños y caminar
y un día dejé de sentirte conmigo
porque tu rumbo cambió en el andar.
Hoy tan sólo sueño que seas feliz,
y que sepas que aquí estaré,
que sepas que aquí estará
el amor de tu mamá…
_________________________________________________________________________________________
                                                                            MAYO 6
LOS CIEN DIAS DEL PLEBEYO
O EL PRETENDIENTE PACIENTE
Una bella princesa estaba buscando consorte.

Nobles y ricos pretendientes llegaban de todas partes con maravillosos regalos: joyas, tierras, ejércitos, tronos… Entre los candidatos se encontraba un joven plebeyo que no tenía más riqueza que el amor y la perseverancia.

Cuando le llegó el momento de hablar, dijo:

-Princesa, te he amado toda la vida. Como soy un hombre pobre y no tengo tesoros para darte, te ofrezco mi sacrificio como prueba de amor. Estaré cien días sentado bajo tu ventana, sin más alimentos que la lluvia y sin más ropas que las que llevo puestas. Esta será mi dote.

La princesa, conmovida por semejante gesto de amor, decidió aceptar:

-Tendrás tu oportunidad: si pasas esa prueba me desposarás.

Así pasaron las horas y los días. El pretendiente permaneció afuera del palacio, soportando el sol, los vientos, la nieve y las noches heladas. Sin pestañear, con la vista fija en el balcón de su amada, el valiente súbdito siguió firme en su empeño sin desfallecer un momento.
De vez en cuando la cortina de la ventana real dejaba traslucir la esbelta figura de la princesa, que con un noble gesto y una sonrisa aprobaba la faena. Todo iba a las mil maravillas, se hicieron apuestas y algunos optimistas comenzaron a planear los festejos.

Al llegar el día 99, los pobladores de la zona salieron a animar al próximo monarca. Todo era alegría y jolgorio, pero cuando faltaba una hora para cumplirse el plazo, ante la mirada atónita de los asistentes y la perplejidad de la princesa, el joven se levantó y, sin dar explicación alguna, se alejó lentamente del lugar dónde había permanecido cien días.

Unas semanas después, mientras deambulaba por un solitario camino, un niño de la comarca lo alcanzó y le preguntó a quemarropa: -¿Qué te ocurrió? Estabas a un paso de lograr la meta, ¿Por qué perdiste esa oportunidad? ¿Por qué te retiraste?

Con profunda consternación y lágrimas mal disimuladas. El plebeyo contestó en voz baja: -La princesa no me ahorró ni un día de sufrimiento, ni siquiera una hora. No merecía mi amor.

Cuando estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos como prueba de afecto o lealtad, incluso a riesgo de perder nuestra dignidad, merecemos al menos una palabra de comprensión o estímulo. Las personas tienen que hacerse merecedoras del amor que se les ofrece.

Walter Riso, ¿Amar o depender?
___________________________________________________________________-
                                                                             abril 29
LA CAJA LLENA DE BESOS
Hace ya un tiempo, un hombre castigó a su pequeña hija de 3 años por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado.

El dinero era escaso en esos días por lo que explotó en furia, cuando vió a la niña tratando de envolver una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad.

Más sin embargo, la niña le llevó el regalo a su padre la mañana siguiente y dijo:
-” Esto es para ti, Papito “.

El se sintió avergonzado de su reacción de furia, pero, volvió a explotar cuando vio que la caja estaba vacía.  Le volvió a gritar diciendo:

-¿Que no sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe haber algo adentro?
La pequeñita volteó hacia arriba con lágrimas en los ojos y dijo:
¡Oh, Papito, no esta vacía, yo soplé besos adentro de la caja.  Todos para ti, Papi!

El padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su hija y le suplicó que lo perdonara.
Se ha dicho que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y siempre que se sentía derrumbado, tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su hija habia puesto ahí.

En una forma muy sensible, cada uno de nosotros humanos hemos recibido un recipiente dorado, lleno de amor incondicional y besos de nuestros hijos, amigos, familia o de Dios. Nadie podría tener una propiedad o posesión más hermosa que ésta.








______________________________________________________________________________________________
ABRIL 29

SEÑOR CURA
Autor desconocido
De un pueblo, a una Iglesia

Cierto día, penetró una pálida mujer

Con trabajo llegó a la sacristía, diciendo:
Al señor cura quiero ver.

Pasa, buena mujer – díjole el cura

A mis plantas no caigas de rodillas

Debes estar enferma de amargura
Para tener tan blancas la mejillas

Pero ven, pasa, siéntate, ¿estás cansada?
Algún dolor tu corazón oprime.
-Si padre, pues estoy excomulgada,
Es tan grande el pecado cometido
Y es tanto lo que debo confesar,
Que al sentirme morir, aquí he venido
Para ver si alguien me puede perdonar.

Pero no me llevéis hasta el santuario,
Dejadme aquí, mi voz se está extinguiendo,
Ya no es preciso del confesionario,
Pues vos, podréis mirar que estoy muriendo.



Ya caminar no puede mi cuerpo maltratado,

Ni siquiera llorar pueden mis ojos,
De ellos sólo dos cuevas han quedado,
Donde solo reflejan despojos.

Miradme bien, pues voy a confesarme
Culpable del pecado cometido,
Todo comenzó por permitir besarme
De aquél que me hubo seducido.

Es la historia de siempre señor cura
Llega un hombre, nos seduce,
Y cuando hay existencia de ternura,
De la mano a un infierno nos conduce.

Más no es este el pecado,
Sino aquello que cometí por no encontrar cobijo,
Cobarde abandoné lo único bello,
Que la existencia nos da en forma de hijo.

Mis padres me expulsaron del hogar,
El pueblo entero me cerró las puertas,
Y no pude encontrar ningún lugar
Donde guardar mis esperanzas muertas.

Me refugié del campo en la maleza
Di a luz entre yerbas y zarzales,
Clamé al cielo, inclinando la cabeza,
Y mi hijo, durmió en los matorrales.

Mis ropas desgarré para arroparlo,
Lo quise alimentar inútilmente,
Me quise suicidar, a él matarlo,
Pero fui para el crimen impotente.

Con el en brazos regresé al hogar,
Para llevarlo al lado de mi madre,
No fue aceptado, pues iba a deshonrar
El buen nombre y la casa de mi padre.

Así vagué sin rumbo con mi hijo,
Y al sentirme del pueblo un mal ejemplo,
Abandoné a mi hijo es este pueblo.

Lo hice así, por que miré al pasar
Que salía toda la gente del rosario,
Solo él templo quedó, me puse a orar
Y a mi hijo abandoné en el santuario.

Al señor del calvario dije orando,
Mi hijo es inocente, yo pequé,
En tu casa señor lo estoy dejando
Con un papel que dice, soy José.

Igual que hoy,
Así salí de este lugar padre bendito,
Me tambalee al salir,
Porque sentí que estaba cometiendo un gran delito.

En la calle escuchaba el llanto de mi hijo,
Que tal vez por mí clamaba,
O era que llegó a sentir espanto,
Al mirar que su madre lo dejaba.

Pero no me volví,
Seguí de frente,
Dejando el corazón en mis pisadas,
Pensando que el destino era inclemente,
Sintiendo nublarse las miradas.

Cuantas cosas viví desde aquel día,
Infamias, vejaciones, amarguras,
Sedienta descubría algo de mi hijo
En las demás criaturas.

En los parques formaban corrillos,
Haciendo comprender que estaba loca,
Pues con ansia le rogaba a los chiquillos,
Que me dieran algún beso de su boca.

Ya me voy a morir,
Y no he tenido la dicha de que mi hijo me besara,
El no me besará,

Pero he venido a morir, a donde a él lo abandonara.



Pídele a Dios que me perdona,
Pídele  que haga al mundo más humano,
Para que así, una madre no abandone,
A su hijo para hundirse en el pantano.

Pero vos, ¿Por qué lloras por mi pecado,
Usted señor que de Dios es emisario?
Si voz creéis que Dios me ha perdonado,
Ponedme el crucifijo de un rosario.

Fue lo único que dijo,
Como breve murmullo de algún rezo,
El cura dio en ese momento
A la muerta en la frente, un dulce beso.

El cura se inclinó mientras decía,
Poniéndole a la muerta el crucifijo,
-Dios ha de perdonarte, Madre mía,
Y yo le voy a pedir, por ser tu Hijo.

___________________________
abril 22
BUSCANDO LA PAZ
ANÓNIMO

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas intentaron.
El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubieron dos que a el realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.

La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas placidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.
La segunda pintura también tenia montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar  un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacifico.
Pero cuando el Rey observo cuidadosamente, el miro tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí  en medio de del rugir del la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido...
Paz perfecta... ?Cual crees que fue la pintura ganadora?
El Rey escogió la segunda. ?Sabes por qué?
"Porque," explicaba el Rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."

Este es el verdadero significado de la paz… ¿y tú ya has encontrado la verdadera paz del corazón, entre tanto bullicio? 


“NO HAY CAMINO PARA LA PAZ, LA PAZ ES EL CAMINO” Mahatma Gandhi







__________________
ABRIL 8


LA PREGUNTA MÁS IMPORTANTE

En cierta ocasión, durante mi segundo semestre en la escuela de enfermería, el profesor nos hizo un examen sorpresa. Leí rápidamente todas las preguntas, hasta llegar a la última: “¿Cómo se llama la mujer que limpia la escuela?”
Seguramente era una broma. Yo había visto muchas veces a la mujer que limpiaba la escuela. Era alta, de cabello oscuro, unos 50 años, pero, ¿cómo iba a saber su nombre? Entregué el examen sin contestar la última pregunta.
Antes de que terminara la clase, alguien le preguntó al profesor si esa pregunta contaría para la calificación. “Definitivamente —contestó. En sus carreras ustedes conocerán a muchas personas. Todas son importantes. Ellas merecen su atención y cuidado, aun si ustedes sólo les sonríen y dicen: ¡Hola!” Nunca olvidé esa lección, y supe luego que su nombre era Dorothy. Todos somos importantes.
Contribución de Sebastián Núñez y Lucía Posada, publicado en La culpa es de la vaca.

_____________________________________________________________________________

MARZO 11
PANTALONES MOJADOS 

Un niño de nueve años está ubicado en su pupitre y, de repente, hay un charco a sus pies y la parte de adelante de sus pantalones esta mojada.   Piensa que su corazón se va a detener porque no puede imaginarse cómo esto pudo haber sucedido.
Nunca antes le había pasado. Y sabe que cuando los niños se den cuenta no habrá final.  Cuando las niñas se den cuenta, no volverán a hablarle mientras viva.
El niño piensa que su corazón se va a detener; agacha la cabeza y dice esta oración:
“¡Querido Dios, esta es una emergencia! ¡Necesito tu ayuda ahora! ¡Dentro de cinco minutos estoy muerto!”
Al levantar la cabeza después de su oración ve venir a la maestra con una mirada que dice que ha sido descubierto.  Mientras la profesora camina hacia él, una compañera de nombre Susie va cargando un pez dorado en un acuario lleno de agua.  Susie se tropieza frente a la profesora e inexplicablemente derrama toda el agua en el regazo del muchacho.
El niño aparenta estar enojado, pero al mismo tiempo esta diciendo dentro de si: “Gracias, Señor! Gracias, Señor!”'
Ahora, de repente, en lugar de ser ridiculizado, el niño es objeto de simpatía. La profesora lo lleva rápidamente abajo y le hace poner unos shorts de gimnasia mientras se secan sus pantalones.  Todos los otros niños están arrodillados limpiando alrededor de su pupitre. La simpatía es maravillosa.
Pero como así es la vida, el ridículo que le habría tocado enfrentar fue pasado sobre alguien más: Susie. Ella trata de ayudar, pero le dicen que se quite: 'Has hecho suficiente, torpe!’
Al final de la jornada, mientras están esperando el bus, el niño se dirige a Susie y, en un murmullo dice:  “Lo hiciste a propósito, verdad?”
Susie le responde, también en un murmullo: “Yo también mojé mis pantalones una vez”.
Que Dios nos ayude a ver las oportunidades de hacer bien y de ser solidarios con los que están alrededor nuestro.

________________________

___________________________________________________
FEBRERO 18


Cuentan que una vez se reunieron en un lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los hombres.
Cuando el ABURRIMIENTO ya había bostezado por tercera vez, la LOCURA, como siempre tan loca, les propuso: ¿Vamos a jugar a las escondidas? La INTRIGA levantó la ceja intrigada y la CURIOSIDAD, sin poder contenerse preguntó: ¿A las escondidas? ¿Y eso cómo es?
Es un juego —Explicó la LOCURA—, en que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón mientras ustedes se esconden; y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar para continuar con el juego.
El ENTUSIASMO bailó secundado por la EUFORIA, la ALEGRÍA dio tantos saltos que terminó por convencer a la DUDA, e incluso a la APATÍA a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La VERDAD prefirió no esconderse… ¿para qué? Si al final siempre la encontraban. La SOBERBIA opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la COBARDÍA prefirió no arriesgarse…
UNO, DOS, TRES… comenzó a contar la LOCURA.
La primera en esconderse fue la PEREZA, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra en el camino.
La FE subió al cielo y la ENVIDIA se escondió tras la sombra del TRIUNFO, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto. La GENEROSIDAD casi no alcanza a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos… ¿Un lago cristalino? (Ideal para la BELLEZA). ¿La hendija de un árbol? (Perfecto para la TIMIDEZ). ¿El vuelo de la mariposa? (Lo mejor para la VOLUPTUOSIDAD). ¿Una ráfaga de viento? (Magnífico para la LIBERTAD). Así terminó por ocultarse en un rayito de Sol. El EGOÍSMO  en cambio encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómodo… pero solo para él. La MENTIRA se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris) y la PASIÓN y el DESEO en el centro de los volcanes. El OLVIDO… se me olvido donde se escondió… pero eso no es lo importante. Cuando la LOCURA contaba 999.999, el AMOR aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado… hasta que divisó un rosal y estremecido decidió esconderse entre sus flores.
UN MILLÓN  Contó la LOCURA y comenzó a buscar… La primera en aparecer fue la PEREZA sólo a tres pasos detrás de una piedra. Después se escuchó a la FE discutiendo con DIOS en el cielo sobre Teología. Y la PASIÓN y el DESEO, se sintieron en el vibrar de los volcanes. En un descuido encontró a la ENVIDIA y claro, así pudo deducir donde estaba el TRIUNFO. Al EGOÍSMO no tuvo ni que buscarlo. El solo salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la BELLEZA, y con la DUDA resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de que lado esconderse. Así fue encontrando a todos, al TALENTO entre la hierba fresca; la ANGUSTIA en una oscura cueva, a la MENTIRA detrás del arco iris (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta al OLVIDO… que ya se le había olvidado que estaba jugando a los escondidos… Pero solo el AMOR, no aparecía por ningún sitio…
La LOCURA buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyo del planeta, en las cimas de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó un rosal y las rosas… Tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas hasta que un doloroso grito se escuchó… Las espinas habían herido en los ojos al AMOR… la LOCURA no sabía que hacer para disculparse, lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser su lazarillo…
Desde entonces… desde la primera vez que se jugó a las escondidas en la TIERRA…
EL AMOR ES CIEGO Y LA LOCURA SIEMPRE LO ACOMPAÑA
________________________________________________________________________

febrero 11
 MI PERRO FIEL
Autor anónimo.


 lUna pareja de jóvenes tenía varios años de casados y nunca pudieron tener un hijo.

Para no sentirse solos compraron un cachorro y lo amaron como si fuera su propio hijo. El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso ejemplar. El perro los salvó en más de una ocasión de ser atacados por ladrones.
Siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro.
Luego de siete años de tener el perro, la pareja logró tener el hijo tan ansiado. La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron las atenciones que tenían con el perro, Éste se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebé; ya no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.
Un día la pareja dejó al bebé plácidamente dormido en la cuna y subieron a la terraza a preparar una carne asada. Cual no fue la sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebé y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño del perro pensó lo peor y sacó el arma que llevaba y en el acto mató al perro.
Corre luego al cuarto del bebé y encuentra una gran serpiente degollada. El dueño comienza a llorar y exclamar:
¡He matado a mi perro fiel!.
Cuántas veces hemos juzgado a las personas, lo que es peor, condenamos sin investigar a qué se debe su comportamiento. Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario.
La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien, recordemos la historia del perro fiel.

Aprenderemos a no levantar falsedades contra una persona, hasta el punto de dañar su imagen ante los demás. Debemos darnos cuenta que los sentimientos de las personas son frágiles y fáciles de dañar, pero difíciles de sanar. 
________________________________________________________________




FEBRERO 4
EL TRIPLE FILTRO


En Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo: ¿Sabes lo que escuché acerca de

 tu amigo? Espera un minuto -replicó Sócrates-. Antes de decirme nada quisiera que pasaras

 un pequeño examen. Yo lo llamo el examen del triple filtro.

¿Triple filtro?

Correcto -continuó Sócrates-. Antes de que me hables

 sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir. Es por eso 

que lo llamo el examen del triple filtro.


El primer filtro es la verdad.

¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?


No -dijo el hombre-, realmente solo escuché eso y…

Bien -dijo Sócrates-, entonces realmente no sabes si es cierto o no. Ahora permíteme aplicar

 el segundo filtro:


Es el filtro de la bondad.

¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?


No, por el contrario…

Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto. Pero 

podría querer escucharlo porque queda un filtro:


El de la utilidad.

¿Me serviría de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?


No, la verdad que no.

Bien -concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, e incluso no es útil 

¿para que querría saberlo?



 ________________________________________________________________________




ENERO 28
MIS GALLETITAS 

Una chica estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un gran aeropuerto. Como debía de esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete con galletitas. Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz.
En el asiento de en medio, se ubicó un hombre que abrió una revista y empezó a leer.  Entre ellos dos, quedaron las galletitas.
Cuando ella tomó la primera, el hombre también tomó una.  Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Apenas pensó: "¡Qué descarado; si yo estuviera más dispuesta, hasta le daría un golpe para  que nunca más se olvide!".
Cada vez que ella tomaba una galletita, el hombre también tomaba una.  Aquello la indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar.
Cuando  quedaba apenas una galletita, pensó: "¿Qué hará ahora este abusador?".
Entonces, el hombre dividió la última galletita y dejó una mitad para ella.
¡Ah, no!...Aquello le pareció demasiado. Se puso a bufar de la rabia.  Cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque.  Cuando se sentó en el  interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su  paquete de galletitas... intacto, y cerradito.
¡Sintió tanta vergüenza! Sólo entonces percibió lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletitas estaban guardadas dentro de su bolso!
El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado. Y ya no había más tiempo ni posibilidades para explicar o pedir disculpas.
Pero sí para razonar:
¿Cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor?
¿Cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?
Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:
1.- Una piedra, después de haber sido lanzada.
2.- Una palabra, después de haber sido proferida.
3.- Una oportunidad, después de haberla perdido.
4.- El tiempo, después de haber pasado.





Media Cobija:
Si yo supiera que hoy moriría le pediría perdón a todas las personas a quienes ofendí e hice daño, le pediría a mi familia que me recordaran siempre como la niña alegre, tierna y juiciosa que siempre fui, pues seria una ofensa para mí que me recordaran con dolor haciéndome acreedora del ángel de la tristeza, regalaría absolutamente todas mis cosas a una niña que verdaderamente las necesite y estaría muy feliz, de hecho sería el mejor día de mi vida pues me encontraría con mis padres y comenzaría una nueva vida al lado de ellos ya que en esta no la pude hacer.
-Geraldine Rodriguez Salazar. 





10 comentarios:

  1. No dejes que el tiempo ni las personas cambien tu actitud o comportamiento con tus seres más queridos.
    Un esfuerzo siempre debe ser valorado , por tanto el sacrificio que tu madre o familia hace por tí es el más preciado de todos .
    Nunca dejes de ser ese niñ@ alegre que sus únicas preocupaciones era pintar y no salirse de la raya y aunque ahora somos adolescentes siempre debe haber algo que nos motive y nos ayude a salir adelante.
    Valora el esfuerzo de tu madre, porque ella más que nadie conoce tus preocupaciones, problemas ,tristezas y lo más bonito con una sonrisa irradia nuestra vida

    ResponderEliminar
  2. aveces simplemente por estar creciendo nos mentalizamos la idea de "CAMBIAR" o alejarnos un poco a lo que antes eramos tan apegados, hay que poner de parte y parte nuestros padres deben comprender que no es el hecho de alejarnos de ellos si no simplemente que como adolescentes estamos creciendo y estamos cambiando de mentalidad ellso creen que ya preferimos a nuetsros "amigos" pero la verdad no es asi solo que el hecho de ser joven queremos disfrutar la vida y pasarla bien, pero nosotros tambien como hijos debemos estar bien con nuestra familia y no alejarnos de ellos

    ResponderEliminar
  3. Cuanto más avanza el tiempo, más extrañas e innovadoras se transforman las cosas, hoy quizás tú seas de los que vive al lado de lo que te roba sonrisas, un hobbies para ti, LA COMPUTADORA, que aun sin saberlo te consume y consume a los que te rodean. Dime donde quedaron las citas a comer helado, tus amigos, el cine, salir a pasear, montar bicicleta, tener una charla interesante con alguien interesante. Hoy tendrás unos 15 o 16 años y ya no retrocederás a observar cuando aquella mujer perfecta te dejo en la puerta de un lindo y alegre salón y se marchó.
    Ya no querrás mirar atrás y recordar la graduación de primaria, cuando era un total orgullo tomar a tu mama de la mano y besarla, ahora todo queda solo en recuerdos. No olvides quien te dio la mano cuando caías, no dejes en solo un recuerdo aquella expresión de nostalgia al verte partir.

    HOY EN DÍA TODOS TE ENGAÑAN Y TU LOS ENGAÑAS A TODOS

    El amor de la vida si existe…
    La llamamos mamá :3

    ResponderEliminar
  4. Dos Palabras seis letras una perfección MI MAMA *w*
    Madre nunca alcanzaran las palabras ni los halagos para expresar que tan grande y significativo es tu existencia, porque preferimos compartir con "amigos" distraernos en fiestas, y demás insignificancias, poniendo como prioridad a lo que en realidad son opciones....
    PRESUMO SER PRINCESA PORQUE FUI EDUCADA POR TODA UNA REINA: MI MADRE! *O*

    ResponderEliminar
  5. Algunos quizás leyendo esta reflexión lloramos por que muchas de las cosas que leímos nos cayeron y nos dimos cuenta de que con el tiempo hemos cambiado nuestra forma de ser con nuestros papas, que quizás aveces preferimos confiar en nuestros amigos que en ellos, especialmente por el miedo a que ellos nos regañen o no nos entiendan, pensamos que nos van a juzgar por lo que hacemos y nos gusta hacer.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por plasmar sus sentimientos y permitirnos conocerlos.

    ResponderEliminar
  7. El corcho.
    A veces somos demasiado dependientes y poco creativos, nos limitamos a lo que vemos u oimos y sin mas lo dejamos tal y como esta; Nos falta creatividad e imaginación para imaginar cosas nuevas y emocionantes para el mundo y, en especial, para nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  8. El corcho:
    Nosotros muchas veces dejamos que nuestra imaginación se limite y no encontramos solución a nuestros problemas, nos limitamos a las ideas y las opiniones de los demás sin intentar buscar las soluciones por nuestra propia cuenta.
    En la vida siemnpre vamos a aprender cosas nuevas, nosotros muchas veces nos quedamos en lo mucho o poco que aprendimos y no dejamos que nuestra imaginación vuele.

    ResponderEliminar
  9. Media Cobija:
    Si yo supiera que hoy moriría le pediría perdón a todas las personas a quienes ofendí e hice daño, le pediría a mi familia que me recordaran siempre como la niña alegre, tierna y juiciosa que siempre fui, pues seria una ofensa para mí que me recordaran con dolor haciéndome acreedora del ángel de la tristeza, regalaría absolutamente todas mis cosas a una niña que verdaderamente las necesite y estaría muy feliz, de hecho sería el mejor día de mi vida pues me encontraría con mis padres y comenzaría una nueva vida al lado de ellos ya que en esta no la pude hacer.
    -Geraldine Rodriguez Salazar.

    ResponderEliminar
  10. El error más grande:
    Siempre será más fuerte aquella persona que se levanta cuando se car,que aquella persona que por miedo a caerse no intentó nada.
    Un hombre me dijo:''El miedo es lo primero que hay que vencer'',pues siempre en la vida se deben tomar decisiones,yo pienso que no importan los resultados al arriesgarse,cuando se da lo mejor de sí mismo;el sólo hecho de tener valentía es el mayor triunfo.
    El camino muestra lo ''bueno'' o ''malo''.Cada día aprendemos a vivir,a ser mejores personas.
    ''Hay más placer en marchar hacía la verdad que en llegar a ella'',dijo José Ingenieros.
    -Evelyn Delly Durán Ramírez

    ResponderEliminar